Texas, cementerio de inmigrantes

      No hay comentarios en Texas, cementerio de inmigrantes

Misael Salazar F.

“Ya no tenemos oxígeno. Nos estamos muriendo. ¡Auxilio!”.

Esto fue todo lo que alcanzó a escuchar uno de los operadores del 911 en San Antonio (Texas), el pasado 8 de febrero.

Desde el 8 de febrero, la policía de Texas busca un camión cisterna que transportaría 80 migrantes

La llamada procedía de uno de los 80 migrantes que iban en un camión cisterna y, por lo que escuchó el operador, se oían gritos, quejidos y lamentos. “Respiraban con dificultad”, dijo el operador finalmente.

Desde entonces, la policía de Texas busca el camión que transportaba migrantes por una de las vías principales del Estado, utilizadas para el tráfico ilegal de personas desde México hasta los Estados Unidos. Es lo que muchos denominan, una de las rutas de la muerte.

La policía no volvió a escuchar otra llamada similar. Del camión tampoco se ha sabido nada desde ese día. Es posible deducir que algunas de esas personas ya se hallen en el lugar que habían seleccionado como destino, incluyendo el mismo estado de Texas.

Pero también es probable que algunos de ellos ya sean cadáveres, de los muchos que la policía encuentra a lo largo de la porosa frontera entre Estados Unidos y México.

El Sheriff del condado de Bexar, en Texas, lanzó esta frase a rajatabla para describir la situación de lo que sucedía en el camión cuando se produjo la llamada al 911: «Estás escuchando literalmente a personas que creen que están a pocos minutos de la muerte».

Como no hay señales de los 80 migrantes después de la llamada de auxilio, y como el camión no aparece por ningún lado a pesar del operativo de búsqueda desplegado por la policía, todas las hipótesis quedan abiertas.

El mismo Sheriff cree que el chofer pudo abandonar el camión cuando se dio cuenta del estado de salud de los migrantes.

Texas, cementerio de migrantes

La frontera entre Estados Unidos y México es larga y peligrosa.

En este espacio tienen cabida todos los delitos posibles, desde el narcotráfico, hasta la trata de personas.

De su vigilancia no solo se encargan las autoridades legales de Estados Unidos y México. Es también una zona de disputa entre grupos dedicados al tráfico de estupefacientes y personas migrantes que aspiran cruzar la frontera rumbo a Estados Unidos.

Los Zetas, uno de los carteles de la droga que controlan el territorio, se disputan palmo a palmo este espacio geográfico con el cartel del Golfo.

La masacre de Camargo

Hace apenas unas semanas, cerca de 20 migrantes que se hallaban bajo el control del cartel del Golfo, fueron masacrados por el cartel de Los Zetas. Los coyotes y la policía de migración mexicana también se hallan involucraos e investigados por la masacre.

Las investigaciones apenas comienzan, pero ya hay 11 funcionarios de la policía de migración mexicana na destituidos y detenidos.

Los camiones cisterna, como este que desapareció misteriosamente con los 80 migrantes, es uno de los tantos mecanismos y medios de transporte utilizados para la trata de personas migrantes.

10 migrantes muertos en otro camión

En 2017 murieron 10 migrantes que iban en un camión similar. El conductor dijo no conocer que transportaba personas. No tenían como respirar y fueron muriendo por falta de oxígeno. Estas escenas y estas historias se repiten con frecuencia en esta frontera donde miles de personas luchan a diario por llegar a Estados Unidos. En ese intento, son más los que mueren o se regresan, que los que consiguen alcanzar el territorio estadounidense.

108 migrantes hacinados en un camión

El 14 de febrero pasado, las autoridades mexicanas informaron el hallazgo de un camión con 108 migrantes centroamericanos hacinados.

El hecho ocurrió en el Estado Nuevo León (México) y los ocupantes eran trasladados con la intención de ayudarlos a cruzar hacia Estados Unidos.

Los datos estadísticos son alarmantes: En enero de 2021, las autoridades dijeron haber hallado 78.000 personas intentando cruzar la frontera entre México y los Estados Unidos. El equivalente al 6% más que las personas que intentaron hacerlo en enero del año pasado.

Con tan alto volumen de migrantes intentando pasar a diario la frontera, es fácil pensar en la cantidad de grupos disputándose la frontera para hacerse al control de tan lucrativo negocio. En esa disputa, Texas se ha convertido en un cementerio de migrantes.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *