México sigue siendo una pared entre Biden y Trump

Misael Salazar F.

Dos años después que Donald Trump ordenara la construcción del muro que simboliza su política xenófoba, Joe Biden ordena su paralización y con ello, quizás, el comienzo del fin de la estigmatización de los inmigrantes.

El muro fronterizo de Trump ya pasó a ser historia

La nueva administración emitió una orden ejecutiva que elimina la declaración de la emergencia nacional en la frontera con México, decretada por Donald Trump en febrero de 2019.

Era este el basamento legal para la construcción del denominado muro de la infamia. Al emitir el decreto de emergencia nacional en la línea fronteriza con México, el exmandatario quedaba facultado para buscar recursos para financiar la construcción el muro.

Eliminada la declaración de la emergencia, el muro y con él la nefasta política migratoria de Donald Trump, se convierte en historia.

biden-migra
Biden ha eliminado el decreto que declaraba la emergencia nacional en la frontera con México.

La firma del decreto por parte de Joe Biden, significa que el muro se queda sin recursos para continuar su construcción. Pero, además, el mandatario estadounidense ordenó a todos los organismos que aportaban fondos para el muro, producto del decreto, paralizar la entrega de recursos y destinarlos a otras actividades.

    “También he anunciado que será política de mi administración que no se desvíen más dólares de los contribuyentes estadounidenses para construir un muro fronterizo, y que estoy dirigiendo una revisión cuidadosa de todos los recursos asignados o redirigidos con ese fin», señala el documento firmado por Biden.

La paralización del muro no es la única decisión de Biden para desmontar la política migratoria de su antecesor.

El nuevo mandatario estadounidense firmó otra orden ejecutiva, paralizando, durante 100 días, la deportación de inmigrantes del territorio de los Estados Unidos.

La política migratoria de Trump ya es historia

Además, Biden tiene previsto someter al Congreso una reforma migratoria integral con el fin de desmontar todos los acuerdos y decisiones aprobados por Trump contra los millones de migrantes indocumentados que se hallan en el país.

La reforma incluye un proyecto para otorgar la naturalización a cerca de 10 millones de migrantes indocumentados que cumplirían los requisitos para optar por el beneficio.

Por ahora, Biden ha dado otro paso en función de acabar con todo el aparato legal montado por Trump contra la población migrante: El muro de la infamia ya empieza a ser historia pasada.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *