Tranquilo si eres hondureño, USA no podrá deportarte, aún

Estados Unidos y Honduras firmaron en septiembre de 2019 el denominado Acuerdo de Cooperación y Asilo (ACA), cuyo objetivo es garantizar asistencia humanitaria a los migrantes hondureños solicitantes de asilo en EE UU, incluso sin tener que salir de su país.

El ACA ha sido firmado con El Salvador y Guatemala, aparte de Honduras

La medida fue muy bien evaluada en un comienzo, porque suponía un paso para detener los flujos migratorios en masa, desde Honduras y otros países de centroamérica, hacia la frontera con los Estados Unidos. 

No obstante, el acuerdo ha enfrentado varios obstáculos que han impedido su aplicación definitiva. Por lo tanto, no se puede evaluar su funcionamiento y si cumple los objetivos para los cuales fue creado: Detener los flujos migratorios masivos.

De hecho, con motivo de la toma de posesión de Joe Biden, se llevó a cabo una de las mayores caravanas de migrantes hondureños, rumbo a Estados Unidos, calculada en 9.000 personas que incluía mayores de edad y niños.

¿Cuáles son los obstáculos?

El primer obstáculo del ACA radica en que, si bien fue firmado en septiembre de 2019, solo en marzo de 2020 entró en vigencia y apenas el 15 de diciembre de 2020 los dos países (EE UU y Honduras), culminaron todos los preparativos del acuerdo.

Varios obstáculos han hecho imposible la implementación definitiva del ACA

La medida tropezó en marzo del año pasado con la aparición de la pandemia del Covid-19, lo que retrasó el proceso de aplicabilidad. Por esa razón, solo en diciembre del año pasado terminaron de afinar la documentación del ACA.

Y el segundo obstáculo es consecuencia del primero: En diciembre de 2020, cuando todos los documentos y detalles finales del acuerdo quedaron listos, ya Donald Trump, el principal propulsor del ACA, había perdido las elecciones y se preparaba para, a regañadientes, dejar la presidencia de los Estados Unidos. No hubo tiempo para continuar con el ACA.

“El tercer país seguro”

El Acuerdo de Cooperación y Asilo (ACA) prevé un mecanismo denominado “El tercer país seguro”.

El objetivo es que Guatemala, que fue seleccionado como el “tercer país seguro”, reciba temporal o definitivamente a los migrantes hondureños cuya vida y derechos estén amenazados. Se trata de un refugio temporal, mientras se define su situación, luego de lo cual se regresa a Honduras bajo protección especial o se marcha a EE UU porque ya ha recibido el asilo.

Por ahora los hondureños no podrán ser deportados

Lo relacionado con el tercer país seguro tampo ha funcionado y es muy probable que no funcione. Guatemala tiene tantos problemas económicos y jurídicos como Honduras u otro país centroamericano.

Difícilmente un inmigrante selecciona Guatemala sin saber cuánto tiempo va a durar la resolución de su asilo o su regreso a Honduras bajo protección.

Hay, también, diferencias notables en la legislación de Guatemala y los Estados Unidos, lo que imposibilita una resolución a un conflicto que tiene que ver con el trato a los migrantes y conceder asilo a una persona. Por estas razones, lo de “el tercer país seguro” tampoco ha resultado, a pesar de que el ACA no ha comenzado a implementarse.

Por ahora no habrá deportaciones   

El cambio de gobierno en EE UU ha implicado, también, un cambio en la política migratoria.

Joe Biden ha dado a conocer algunas medidas que, al menos temporalmente, favorecen a los migrantes indocumentados que son muchos millones en Estados Unidos.

Una medida ejecutiva de su gobierno, prohíbe la deportación de inmigrantes indocumentados durante los primeros 100 días de su gobierno.

Durante este tiempo, Biden espera entregar al Congreso el proyecto de reforma migratoria que implica, según han dicho sus voceros, un cambio sustancial en la política estadounidense frente a los inmigrantes, a quienes Joe Biden considera parte fundamental del progreso y la cultura estadounidense.

Estas y otras medidas, hacen que al menos por ahora, y a pesar que el ACA aún no termina de entrar en vigencia, los hondureños no corran el riesgo de ser deportados o encarcelados en Estados Unidos, mientras se resuelves su situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *