El Estado de La Florida es vital tanto para Trump como para Biden. ¿Por qué?

De 270 votos electorales que necesita uno de los dos candidatos para hacerse con la presidencia, Florida aporta 29. De allí su importancia estratégica.

Cualquiera de los dos aspirantes necesita 270 votos electorales y La Florida aporta 29

Misael Salazar F.

Durante la actual campaña electoral de los Estados Unidos, tanto Donald Trump como Joe Biden han visitado el Estado de La Florida en tres o cuatro oportunidades.

Ambos candidatos buscan, uno a uno, los votos que les aseguren la victoria en este Estado que resulta crucial para los aspirantes demócrata y republicano.

Joe Biden, el aspirante demócrata, resumió esta misma semana la trascendencia de ganar en Florida para su aspiración presidencial: “Si ganamos Florida estamos resueltos”, dijo Biden, quien gana a Trump en todas las encuestas.

Un analista de la política norteamericana resumió la trascendencia del voto en Florida en los siguientes términos: “Si Biden gana en Florida, las posibilidades de ser presidente aumentan al 95%. Pero si pierde, aún tiene 40% de posibilidades de ganar. No sucede lo mismo con Trump: Si pierde Florida, pierde toda posibilidad de ser reelegido presidente.  

¿Por qué Florida es un Estado estratégico?

El estratégico Estado de La Florida (En rojo)

Varias razones convierten a La Florida en un estado estratégico en las elecciones presidenciales del próximo 3 de noviembre.

En primer lugar, La Florida representa 29 del total de 538 votos electorales que deciden en los Estados Unidos. Y tanto Trump, como Biden, necesitan 270 votos electorales para ser presidente. En síntesis, La Florida aporta 29 de los 270 votos electorales que uno de los dos candidatos necesita para convertirse en el mandatario del país más poderoso del mundo.

Florida aporta a un candidato 29 votos electorales, la misma cantidad que le aportan otros 5 estados en total: Iowa (6 votos electorales), Kansas (6 votos electorales), Luisiana (8 votos electorales), Montana (3 votos electorales) y Nevada (6 votos electorales).

Joe Biden (izquierda) y Donald Trump (derecha)

Florida aporta tantos votos electorales como New York (29) y tantos votos como otros tres estados juntos: Maryland (10), Minnesota (10) y Massachusetts (11).

Además, el sistema electoral de los Estados Unidos está diseñado de tal manera que basta ganar por un voto para quedarse con todos los 29 votos electorales. Así sucede en todos los Estados. De allí la importancia de pelear cada voto en La Florida.

Un Estado pendular

En segundo lugar, La Florida es uno de los denominados estados pendulares. Es decir, no es un estado abiertamente demócrata ni es un estado abiertamente republicano. Ello significa que puede inclinar la balanza hacia un lado o hacia el otro. Por eso vemos el esfuerzo tanto de la campaña republicana, como de la campaña demócrata, para captar hasta el último voto que decida la balanza en favor de uno u otro aspirante.

Un votante diverso

Y, en tercer lugar, Florida no es solamente el tercer estado más poblado de los Estados Unidos. Es quizá, también, el estado más diverso, donde el voto latino representa una cuarta parte de toda la votación.

Y el voto latino también está fragmentado. Allí están los cubanos, que son en su mayoría republicanos, por cuanto son anticastristas. Y los estadounidenses de origen colombiano, que votan mayoritariamente al partido demócrata. Los venezolanos también se inclinan más por el voto republicano y los puertorriqueños son más proclives hacia el partido Demócrata.

Por eso la diversidad de mensajes en la campaña. Por eso el esfuerzo de Trump de conquistar cada voto cubano. Por eso la preocupación de Biden de ganar cada espacio de la Florida para asegurarse los 29 votos electorales que le garanticen la victoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *