32 millones de latinos pueden votar en Estados Unidos. ¿Hacia dónde inclinarán la balanza?

Hay estados, incluso, donde el voto latino es mayoritario. Los latinos se han inclinado mayoritariamente por los demócratas y parece que esta vez no será distinto.

Los latinos son ya la gran minoría étnica más importante en los Estados Unidos

Misael Salazar F.

Nunca antes, como ahora, el voto de los latinos fue tan importante en un proceso electoral estadounidense como el del próximo 3 de noviembre.

Hay en el territorio de EE UU casi 60 millones de latinos, de los cuales 32 millones pueden votar en el crucial proceso electoral que se avecina. Son la primera minoría étnica en los Estados Unidos y tanto los republicanos, como los demócratas saben del papel estratégico que van a jugar en la polarizada campaña.

La importancia del voto latino es trascendental. En 4 estados considerados claves para el resultado definitivo, los latinos son mayoría electoral: California, Texas, Arizona y Florida.

La mitad de esta primera minoría étnica (46%) se ubica en California y Texas.

 En Florida hay 3.1 millones de votantes latinos. Por eso es la joya de la corona. Allí, Donald Trump y Joe Biden, se disputan palmo a palmo los 29 votos electorales que resultarán definitivos como lo han sido en procesos electorales pasados.  En Nueva York hay 2 millones de votos y en Arizona hay 1.2 millones de votos latinos en disputa.

Todos estos estados son estratégicos, dada la alta polarización del electorado norteamericano, dividido en dos toletes casi iguales: 50% demócrata y 50% republicanos.

¿Qué dicen las encuestas?

 Hace tres meses, la ventaja de Joe Biden en las encuestas, sobre Donald Trump, era de 11 puntos en promedio.

Hoy, a un mes de las elecciones, el candidato demócrata mantiene una diferencia de, entre 5 y 7% en los sondeos electorales.

Con esta ventaja, nadie puede asegurar que Joe Biden sea el próximo presidente de los Estados Unidos. Algunos analistas, por ejemplo, consideran que, con esa ventaja, podríamos estar, muy seguramente, frente a la posibilidad de un empate técnico cuando se cuenten todas las papeletas.

Hay otro hándicap en contra de Joe Biden, a pesar de la diferencia: Hace cuatro años, Hilary Clinton ganaba en todas las encuestas. Y aunque al final ganó con una diferencia de más de 3 millones de votos populares, terminó perdiendo la presidencia de los Estados Unidos.

El voto latino equivale al 13 % de toda la votación de los Estados Unidos

Pero estas apreciaciones son las que hacen que el voto latino sea tan decisivo el 3 de noviembre.

La latina significa el 13% de toda la votación estadounidense, un dato para nada despreciable. Es dos veces el peso de esta votación en las elecciones del año 2.000, donde significaba el 7,4% de toda la población votante.

Negros, latinos y adultos mayores

Los negros, los latinos y los adultos mayores, son grupos de electores a los que apuestan tanto republicanos como demócratas y no por casualidad.

La población de color, por ejemplo, equivale a un 20 o 30% del electorado. Joe Biden gana holgadamente tanto entre los negros, como entre los latinos, de acuerdo con el análisis de CNN.

El candidato demócrata tiene una aceptación de 39 puntos entre estos grupos de electores, una ventaja muy notoria, aunque no tan clara como hace 4 años cuando Hilary Clinton tenía una aceptación del 50% entre esta población electoral.

Kamala Harris, descendiente de negros e inmigrantes y compañera de fórmula de Joe Biden, puede contribuir con este voto que es también muy importante.

Otro grupo que favorece las aspiraciones de Biden es el de los adultos mayores, que equivale a un 25% del total electoral estadounidense. Hace 4 años, Trump tenía 8 puntos de ventaja sobre Clinton entre este segmento de la población. Hoy, según el analista Harry Enten, Trump se halla menos 5 puntos por debajo de Biden entre esta población.

De acuerdo con esta tendencia, Harry Enten asegura que Biden podría ser el primer presidente demócrata, después de Bill Clinton, en 1996, en ganar en este segmento poblacional.

Entre los latinos, Biden tiene muy buena acogida. Los latinos siempre se han inclinado más por los demócratas que por los republicanos. Según el centro de investigación Pew, 6 de cada 10 latinos se inclina más por los demócratas. Joe Biden no es la excepción a esta regla. La razón de esa favorabilidad hacia los demócratas, radica en que los inmigrantes piensan que con los republicanos viven peor.

Hoy, a un mes de las elecciones, esta relación es muy clara. 65% de los hispanos apoya a Biden, contra el 35% restante que apoya a Trump.

Esta brecha se reduce en el estado de la Florida. Aquí, según el Real Clear Politics, la ventaja de Biden sobre Trump es mínima (48,7%, contra 47,4%).

Pero hay un factor que juega a favor de Trump: El voto de los cubanos. Como sabemos, los cubanos en La Florida son bastantes y allí Trump le saca 4 puntos a Biden. Por eso este estado es clave para ambas campañas y allí se están jugando el futuro los dos candidatos.

Una campaña con acento latino

Como lo dijimos, nunca antes el voto latino fue tan importante para una elección presidencial.

Los republicanos han invertido 4.5 millones de dólares en una campaña masiva de medios convocando a los latinos a votar por Donald Trump. Los demócratas hacen lo propio a favor de Joe Biden.

En Florida, Trump acusa a diario a Biden de ser el candidato del socialismo, asociado a Nicolás Maduro y al dirigente de la izquierda colombiana, Gustavo Petro.

Los demócratas también lanzan duros dardos contra Trump en mensajes en español. Uno de ellos utiliza a una señora para convencer a los latinos de votar por Biden: “Biden nos trata con dignidad. Nos respeta. Tiene un plan para derrotar el Covid. Trump, en cambio, nos insulta y nos ataca, coloca a los latinos como los culpables de todo”.

.     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *