Lenín Moreno le quita 98 millones de dólares a la educación universitaria. La crisis ecuatoriana se agudiza.

Habrá recorte en el ingreso de docentes y nuevos estudiantes y en la investigación universitaria.

La educación universitaria no escapa a la crisis ecuatoriana

Jonathan Luna/Corresponsal en Ecuador

En Ecuador las cosas, puertas adentro, cada vez se vuelven más difíciles en temas financieros.

El Ejecutivo busca mejorar la estabilidad económica mediante préstamos del Fondo Monetario Internacional (FMI), para pagar sueldos a docentes y médicos y demás compromisos que tiene el Estado.

Sin embargo, esta medida no solo es la única que se aplica, pues de acuerdo con la sentencia presentada por la Corte Constitucional del país, el pasado 10 de septiembre, sobre el recorte al presupuesto de las universidades expuso que “…consta como atribución del Ministerio de Economía y Finanzas el aumentar y rebajar los ingresos y gastos que modifiquen los niveles presupuestarios fijados. (…) Considerando esas premisas normativas, se concluye que la emisión de directrices presupuestarias por parte del Ministerio de Economía y Finanzas no constituye como tal una medida excepcional adoptada al amparo del artículo 165 de la Carta Constitucional, sino una medida del régimen constitucional y legal ordinaria”.

Un recorte sustancial

 Para ello, se prevé retener USD 98,2 millones de dólares al presupuesto de las universidades públicas a nivel nacional, como consecuencia de la caída de ingresos producto de la pandemia. Sí bien, en mayo de 2020, el Ministerio de Economía y Finanzas disminuyó el presupuesto, para pago de salarios en el sector de la educación superior, varios rectores presentaron documentos en rechazo a esta medida, puesto que afectaría el número de cupos para estudiantes, desvinculación a docentes y separación de personal administrativo.

98 millones de dólares le quitarán a la educación universitaria en el Ecuador

Si bien existe una primera sentencia por parte de la Corte Constitucional, la cual sostenía que el Ministerio de Economía no podía tocar este monto, meses después la situación dio un giro de 180 grados. 

Desde el Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) se difundió un comunicado oficial por redes sociales el cual, menciona “Que se rechaza esta medida, y que para septiembre se preparan movilizaciones en las calles del país, con el fin de defender el presupuesto a la educación superior”.   El recorte afectaría, además, a las investigaciones que se realizan en el país, y pondría en riesgo el ingreso de estudiantes recién graduados a alguna de las 32 universidades a nivel nacional, pues actualmente, se aplican las pruebas de ingresos.

No alcanza el préstamo del FMI

Si bien en el país Andino se vive una crisis económica, laboral y con un número de más de 100 mil contagios de Covid 19, sectores como la educación y la salud han sido lo más golpeados durante la pandemia. El endeudamiento extranjero por más de 6. 500 millones dólares no ha detenido el aumento del desempleo a nivel nacional, a pesar que, en cadena nacional, del 4 de septiembre, el presidente Moreno mencionó que “…con la aplicación de la Ley Humanitaria, se salvaron 56 000 empleos”.  

Estudiantes y docentes universitarios anuncian protestas

A pesar que desde el Ejecutivo se busca dar respuesta a varias necesidades, por el momento se aplica el plan “yo me cuido” que busca una reactivación económica sin restricciones, dando por terminado el estado de excepción vigente desde marzo. 

Sí bien no existe un pronunciamiento por parte de alguna universidad sobre el veredicto de la Corte ecuatoriana, los estudiantes, ya han tomado algunas acciones que se realizan esta semana y pueden repercutir en algunas ciudades a nivel nacional.

 Por otro lado, también se conoció que estudiantes de pre grado solicitan reducción de costos al pago de matrícula en las universidades privadas. En el caso de la Universidad Politécnica Salesiana, los alumnos   realizaron un plantón y piden a las autoridades se brinde una apertura económica para continuar con sus estudios.

Actualmente las clases presenciales están suspendidas, lo que también perjudica a las familias, quienes deben separar recursos económicos para el pago de servicios de internet. Ello ha generado problemas de conectividad, puesto que, hay lugares ubicados fuera de las urbes donde la señal es limitada. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *