El Grand Colombier parece haber sentenciado el Tour de Francia

Este lunes es la segunda jornada de descanso en el Tour, antes de ingresar en la tercera y última semana de carrera.

Tadej Pogacar, el gran vencedor de la etapa 15 del Tour de Francia

No es que el Tour de Francia haya terminado ni mucho menos.

Pero por lo que este domingo demostraron los eslovenos, Tadej Pogacar y Primoz Roglic, el Grand Colombier parece haber sentenciado la carrera más importante del mundo, en este, precisamente, el año de la pandemia.

Con Egan Bernal (Team Ineos) y Nairo Quintana (Arkea), prácticamente sin opción al título, los eslovenos parecen destinados a conquistar los Campos Elíseos el venidero 17 de septiembre cuando todo haya concluido.

El suplicio de los colombianos Bernal y Quintana comenzó tan pronto como el pelotón llegó a los pies del Grand Colombier, ubicado a 1.500 metros sobre el nivel del mar.

El poderoso equipo Jumbo-Visma, la divisa del líder, Primoz Roglic, comenzó a tirar con fuerza para medir las piernas y los pulmones de los adversarios del gran aspirante al título.

Egan Bernal acaba de perder cualquier opción de disputar el Tour de Francia

Y a medida que iban ascendiendo por el empinado trayecto, siempre escoltando al líder, el Jumbo Visma veía como Egan Bernal y Nairo Quintana claudicaban en la parte postrera de la legendaria montaña francesa. El Grand Colombier parecía cada vez más cercano para Roglic y Pogacar. Y cada vez más distante para el zipaquireño y el boyacense.

El cronómetro parecía el árbitro implacable en el gran final de la etapa 15 del Tour de Francia. Nairo Quintana a 30 segundos y más atrás, con, más pena que gloria, Egan Bernal a 1 minuto. Más tarde, Quintana marchaba a un minuto y Bernal casi a dos. Así se fueron ampliando las distancias, hasta que llegó el momento de la definición en Grand Colombier.

Primoz Roglic parece camina rumbo a la victoria

Pogacar, de atrás, le arrebató el triunfo a su paisano Roglic, más ocupado en el liderato que en el triunfo parcial de la etapa.

La celebración fue para el corredor del Team Emirates, Pogacar, un hombre que había perdido más de 40 segundos en una etapa donde quedó navegando con Mikel Landa y se fue acercando a la punta de la carrera hasta colocarse justo detrás de su paisano y líder, Primoz Roglic.

Un desmayo o un descuido del líder del Jumbo Visma, será aprovechado por Pogacar, un joven de escasos 21 años que ya parece tener asegurada, al menos, la camiseta de los más jóvenes del Tour de Francia. Se la quitó a Egan Bernal cuando también lo desplazó del segundo lugar de la general.

Lo separan de líder 40 segundos y Roglic sabe que la mínima debilidad será aprovechada por el segundo hombre ubicado en la clasificación general.

El honor del ciclismo colombiano lo salvaron Rigoberto Urán, quien ahora es tercero y Miguel Ángel López, ubicado en el quinto puesto.

Este lunes es la segunda jornada de descanso, antes de ingresar en la tercera y última semana del Tour de Francia. Nos esperan etapas muy duras en el terreno de montaña, incluyendo la contrarreloj que termina en un duro ascenso.

Pero, por lo visto hasta ahora, pareciera que hay que ir preparando los honores para dos eslovenos que corren juntos con la firme intención de atrapar la gloria.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *