11 nacionalidades amazónicas del Ecuador se enfrentan al Covid-19 y el aislamiento

Las comunidades amazónicas del Ecuador se enfrentan a la pandemia, los efectos de un derrame petrolero y el aislamiento.

Las comunidades amazónicas del Ecuador no han escapado a la pandemia

Jonathan Luna/Corresponsal en Ecuador

Una crisis en medio de otra crisis.

Ecuador es uno de los países que forma parte de la vasta vegetación amazónica. Este país, con 283,560 km² de extensión geográfica, tiene un 43% de selva donde se hallan las provincias de Orellana, Pastaza, Napo Sucumbíos, Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

Allí habita una población aproximada de 739,814 habitantes, tomando en cuenta las cifras emitidas por el Instituto Ecuatoriano Nacional de Estadísticas y Censo (INEC) en 2010, con motivo del censo poblacional.

En este país suramericano, existen 15 nacionalidades indígenas y 18 pueblos, los cuales están reconocidos en la Constitución de la nación, la cual, entró en vigencia desde 2008. Esta inclusión permitió conocer que, dentro de un espacio territorial, pueden convivir varios pueblos que tienen diferente nacionalidad, pero pertenecen a un mismo espacio de acuerdo a su asentamiento geográfico. Además, se toma en cuenta la identidad histórica, idioma, cultura y formas de organización social, económica, jurídica, política y ejercicio de autoridad.

Cada una de las comunidades que actualmente habitan Ecuador tienen algunas particularidades étnicas. Esto permite que cada una tenga una estructura social definida.  Son 15 nacionalidades a nivel nacional. De estas, 11 se sitúan en la Amazonía. Por ser un entorno selvático, los territorios de algunas nacionalidades pueden ir más allá de los límites fronterizos.

La riqueza cultural, ambiental, así como ancestral que tienen todos los pueblos que habitan Ecuador, va más allá de una coreografía, pues es una muestra intacta de interculturalidad. Esta riqueza es un legado histórico, patrimonio vivo que solo se encuentra en sitios específicos a nivel mundial.

Impacto del Covid-19

Con la expansión de la pandemia del Coronavirus que comenzó de China, el impacto en este país andino es de consideración, puesto que, desde que se informó del primer caso, a finales de marzo de 2020, hasta hoy, todas las provincias registran contagios de Covid-19. 

A la pandemia se suman los efecto de un derrame petrolero

El gobierno ecuatoriano, en marzo de 2020, declaró el estado de emergencia sanitaria a nivel nacional, como una medida radical frente a los casos confirmados por Covid-19. Si bien, el epicentro se daría en la ciudad de Guayaquil, perteneciente a la provincia del Guayas, el primer caso que se registró en el oriente, fue en mayo del mismo año, según reseña la cadena CNN, el 18 de mayo, textualmente: “El Ministerio de Salud Pública de Ecuador confirmó este domingo el primer caso de coronavirus en la comunidad indígena waorani de la Amazonía. Se trata de una joven de 17 años que está embarazada y que comenzó a sentir síntomas relacionados con Covid-19 a comienzos de mayo. Ahora se encuentra aislada en un hospital de Quito.”

Abril y mayo se convertirían en los meses más críticos para el país, puesto que el elevado número de contagios y muertos hizo que varias medios nacionales e internacionales, llegaran a verificar los hechos y contrastar la información que hasta ese momento se emitía desde las entidades del gobierno. Frente a una creciente situación de posibles contagios, pueblos aborígenes de la sierra cerraron los caminos de acceso a las comunidades, así también, decidieron voluntariamente aislarse.

Derrame petrolero

Mientras el sistema sanitario nacional se enfrentaba a la difícil situación en la costa: La tubería del Sistema de Oleoductos Transecuatoriano (SOTE), a la altura de la cascada San Rafael, sufría una ruptura afectando a las provincias de Napo, Orellana y Sucumbíos. Los ríos Coca y Napo eran contaminados de crudo, para lo cual, la empresa estatal Petroecuador y la empresa OCP indicaron, a través de un comunicado, “que están tomando medidas para limpiar las áreas afectadas.”  Además, entregó 1.500 kits de alimentación y más de 500.000 litros de agua potable. 

En todas las comunidades amazónicas ecuatorianas hay casos de Covid

Las condiciones del agua afectaron a las comunidades que se abastecen del liquido para el cultivo y consumo. La organización Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía de Ecuador (CONFENAIE), interpuso una acción de protección por el derrame causado, quedando a la espera de dictamen. “La acción de protección fue presentada por la falta de atención de los ministerios de Energía, Salud Pública y Ambiente, así como de la petrolera estatal Petroecuador, a las comunidades que resultaron afectadas por el derrame petrolero.” 

 La situación se tornó crítica para las comunidades amazónicas. De acuerdo al comunicado oficial, emitido por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), el pasado 18 de junio de 2020, “…la pandemia del COVID-19 avanza, durante las últimas semanas la situación de los pueblos y nacionalidades indígenas ha ido empeorando hasta tornarse crítica (…) La ausencia de una estrategia de gestión de esta crisis sanitaria específica para los Pueblos Indígenas, se ha convertido en un grave riesgo para nuestra supervivencia.”  

Por otro lado, se conocía que el Ministerio de Salud Pública, para inicios de junio 2020, presentaba 44. 378 casos por Covid 19 a nivel nacional. Sin embargo, para el 26 del mismo mes, la cantidad de contagios había aumentado pues la data presentada por la misma institución era de 60. 371 casos.  Mientras que en la información presentada por el diario El Universo, el 25 de junio, se conocía que “El mayor riesgo de contagio se encuentra en las comunidades próximas a los centros urbanos de las provincias de Sucumbíos, Orellana, Napo, Pastaza, Morona Santiago y Zamora Chinchipe, las seis amazónicas que abarcan el 40% del territorio nacional.”

El Covid golpea a los pueblos amazónicos

Para inicios de julio, se conocían datos alarmantes sobre el ingreso del Coronavirus en los pueblos del oriente.” La nacionalidad Kichwa, una de las más numerosas del Ecuador, tenía cerca de 699 casos positivos, Los Achuar, que viven en la Amazonía centro sur del Ecuador, registran cerca de 500 casos confirmados de covid-19,” informó el portal de noticias GK el 10 de julio de 2020.

 Mientras, en una infografía presentada el 27 de julio por la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonia Ecuatoriana (CONFENIAE), se difundió que “Hay 4. 405 personas afectadas por Covid-19, de las cuales, 903 son Kichwa, 443 Shuar, 307 Waorani, 40 Siona, 26 Achuar, 23 Siekpoai, 16 Sápara, 14 Shiwiar y 4 Andwa”.  

Aislamiento

A pesar de la falta de insumos, la gestión entre pueblos ha permitido obtener algunos productos alimenticios que vienen desde la Sierra y de organizaciones que hacen voluntariado en medio de una pandemia. Así también atención médica y pruebas rápidas realizadas por parte de personal de fundaciones. Pero la falta de movilización por vía terrestre y las amplias distancias que existen entre comunidades, limitan que la ayuda llegue a la totalidad de comunidades, la falta de insumos médicos y personal es un atenuante para que haya riesgo de muerte sobre todo en la población adulta mayor.

En conclusión, las comunidades amazónicas del Ecuador se enfrentan a la pandemia por el Covid, el impacto del derrame petrolero y el aislamiento en que se hallan, por lo que su situación es, como ellos mismos la denominan, “hartamente complicada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *