Murió el mejor, Pastor Londoño Pasos. Otra voz que le dio brillo a la Vuelta al Táchira

Misael Salazar F.

Ocurrió este miércoles en Medellín, donde nació y donde se estableció cuando se alejó de las narraciones deportivas, más no de la radio.

Pastor Londoño Pasos, el mejor. Así se acostumbraron a decirle en Colombia, incluso voces tan respetadísimas de la radio y la narración deportiva con quienes compartió micrófono, cabina, circuitos radiales. Y con quienes se disputaba la audiencia, ya en la narración de noticias, ya en el fútbol, ya en el ciclismo, sus tres grandes pasiones.

Pastor Londoño Pasos

No importa decir de qué murió y a los cuántos años. Si es necesario destacar que fue un preciosista de lenguaje y amante de la sinonimia. Llegaba al Estadio El Campin, o a cualquier otro, con no menos de 50 sinónimos nuevos, dizque para decorar la transmisión, porque consideraba al fútbol como un banquete que merecía todos los halagos posibles.

Londoño Pasos hizo de la descripción una de sus armas más exquisitas. Describía el entorno, los jugadores, el ambiente, los camerinos, la gente y, sobre todo, llenaba de detalles para sus oyentes y para sí mismo, ese rectángulo cubierto de grama donde 22 hombres y los árbitros se dedican a la creación y la recreación de ese espectáculo que al final resulta el fútbol.

Dicho por sus propios colegas, como Oscar Restrepo, Londoño Pasos no iba detrás, sino adelante de la jugada. Poseía el don de ver la cancha como un espacio sideral al que parecía conocer en toda su magnitud. Antes de que el jugador se propusiera el disparo malicioso, ya Londoño Pasos preveía a sus oyentes de hacia qué altitud o latitud podía dirigirse la pelota. Y gozaba del privilegio de adelantarse al gol como pocos. En fin, el antioqueño era un mar de atributos, de los cuales nos acaba de dejar huérfanos, porque decidió transitar otros lugares que para nosotros resultan aún desconocidos.   

…Y lo tuvimos en la Vuelta al Táchira   

Tuvo la oportunidad, la Vuelta al Táchira en Bicicleta, de contar a Pastor Londoño Pasos entre las voces que la cantaron y la narraron con la alegría de ese espectáculo maravilloso que resulta ser, al fin y al cabo.

Pastor Londoño Pasos con Martín Emilio Cochise Rodriguez en los mundiales de ciclismo en San Cristóbal

Fue por allá, en la década de los 70, precisamente cuando el narrador antioqueño formaba parte de lo que llamaron, quizás, el mejor equipo deportivo de la radio colombiana.

 Trabajaba en Todelar (Tobón de la Roche), con nada más y nada menos que Oscar Restrepo Pérez, Hernán Peláez Restrepo, Eduardo Aponte Rodríguez, Hernando Perdomo Ch., Gustavo Torres Rueda y William Vinasco Ch.

Eran los reyes del micrófono. Eran un canto a la palabra, algo así como varios Nobel de literatura juntos, en una tertulia de la cual el alma termina completamente gratificada.

Pastor Londoño Pasos acompañó una transmisión de la Vuelta al Táchira con tres titanes de la narración y el comentario ciclístico venezolano: Luis Alfonso Ramírez, Alfonso Saer y Guillermo “El Guillo Villamizar.  Y fue en radio San Sebastián.

“Era un tipazo”. Así recuerda Luis Alfonso Ramírez a Pastor Londoño Pasos. Es que, además, Luis Alfonso Ramírez fue colaborador ocasional de RCN y Caracol y compartió micrófono, carretera y mil vivencias con Londoño Pasos en El Giro de Italia y el Tour de Francia. Era la época en que los aficionados italianos y europeos quedaban perplejos, sorprendidos, extasiados, con los gritos que, emocionados, brotaban de la garganta de los narradores deportivos colombianos y venezolanos.  Era todo un contraste con la parsimonia con que contaban la historia ciclística los narradores europeos.

Total, que los aficionados al ciclismo venezolano de aquellos años, también pueden contar las alabanzas de las cuales fue objeto la Vuelta al Táchira, producto de afinadísima garganta de uno de los hombres más prolíficos de la radio colombiana.

Pastor Londoño Pasos será recordado, también, como otra de las grandes voces colombianas que le dio luz a ese maravilloso evento que marca a los tachirenses. La Vuelta al Táchira en Bicicleta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *