“El Cacique” impuso su ley. (Carlos Maya ganó la XXX Vuelta al Táchira en Bicicleta, 1995). XXXII

Crónica tomada del libro: Vuelta al Táchira en Bicicleta. (53 Años de Historia), escrito por el periodista Misael Salazar Flórez

A disputar la trigésima vuelta al Táchira en Bicicleta llegó un muchacho que había nacido en El Vigía, la entonces próspera capital del merideño municipio Alberto Adriani.

Lo apodaban «El Cacique» y desde muy joven se había vinculado a la tribu del equipo Uribante-Caparo, para aquella época el gran rival de la Lotería del Táchira, a cuyas filas llegaría más tarde. Hacemos referencia a Carlos Maya.

Este muchacho corrió contra la lógica: Fue ciclista profesional antes de ganar la vuelta al Táchira, pues apenas tenía 18 años cuando Gianni Savio lo vinculó al ZG Mobile y se lo llevó junto a Leonardo Sierra a correr en Europa. El mismo Maya admitiría que quizás no fue la decisión adecuada, pues entendió que tal vez le faltaba un poco de experiencia en el ciclismo aficionado antes de saltar al ciclo profesional.

Como quiera que haya sido, equivocado o no, Carlos Maya cumplió uno de sus grandes sueños que era correr en Europa. En 1992 cumplió su otro sueño que era representar a su país en los juegos olímpicos, pues acudió a la cita mundia lista en Barcelona.

Antes de ir a los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, se inscribió para correr la Vuelta al Táchira de 1995, que correspondió a la trigésima edición del giro andino.

Fue este un duelo a muerte entre el merideño Carlos Maya y el tachirense Ronel Bermúdez, quien al final perdió la batalla por escasos 10 segundos frente al «Cacique».

Comienza la batalla

La carrera comenzó el 13 de enero con el llamado Circuito de la Integración (Cúcuta-San Antonio-Ureña), con un total de 69 aspirantes al título, procedentes de Cuba, Italia, España, Colombia, Estados Unidos y Venezuela.

Junto a César Salazar, Carlos Maya ostenta el récord de más etapas ganadas en la vuelta al Táchira: 13

Como un aviso de lo que pensaba hacer en el transcurso de la carrera, Giussepe Carlos Maya se impuso en la primera etapa, pero el italiano Roberto Ruffi se quedó con el liderato y lo mantuvo en la segunda fracción, disputada entre Santa Ana del Táchira y El Piñal, sobre una distancia de 168 kilómetros, ganada por Luis Barroso, el campeón de la vuelta del año 1992. La tercera etapa correspondió al circuito en la ciudad de San Cristóbal, sobre una distancia de 115,5 kilómetros, ganada por el sanantoniense Robinson Merchán, quien asumió el liderato de la carrera de manera temporal. Esta etapa sería recordada por una caída donde los más perjudicados fueron Leonardo Sierra y el entonces líder Roberto Ruffi.

El duelo Maya-Bermúdez

La cuarta etapa de la trigésima vuelta fue una jornada doble: en la parte «A’, entre Palmira- San Cristóbal- Capacho-Peribeca-Táriba y Palmira, ganó el italiano Alessandro Petachi y la parte «B» fue un circuito que ganó el colombiano Luis Pinzón. La gran novedad fue que el tachirense Ronel Bermúdez asumió el liderato de la carrera y lo mantuvo entre La Fría y La Grita, donde ganó Raúl Saavedra y entre Umuquena y Lobatera, donde se impuso Petachi. Este ciclista italiano, se convirtió, a la postre, en uno de los mejores velocistas del mundo, corriendo las más importantes vueltas del planeta y ganando muchas etapas.

El imperio de «El Cacique»

La séptima que fue una etapa dividida en dos fracciones, significó el inicio del dominio de «El Cacique» Carlos Maya. La parte «A» correspondió a un circuito en la ciudad de Rubio, dominado por el cubano Nivardo Henríquez y la segunda parte fue una crono-escalada, entre San Cristóbal y Táriba donde ganó Carlos Maya, quien al mismo tiempo se enfundó la camiseta de líder.

Entre San Cristóbal y Siberia el ganador fue el cubano Eliécer Valdez; entre San Agatón y el Cerro El Cristo ganó Ronel Bermúdez y en la última etapa, entre Táriba-Peracal-Rubio-San Cristóbal, volvió a ganar Bermúdez, pero Carlos Maya se mantuvo en el primer lugar e ingresó al Velódromo a recibir los máximos honores como el campeón de la trigésima vuelta al Táchira, ganando la carrera por escasos 10 segundos sobre Ronel Bermúdez. El mismo Carlos Maya admitió que fue un duro duelo que pudo ganar al final, gracias a la experiencia adquirida en Europa y gracias a la labor de equipo de la Lotería del Táchira.

 Hombre de récords

Carlos Maya no solo ganó la vuelta al Táchira del año 1995. Posee, además, el récord de 5 etapas ganadas en una vuelta al Táchira, ha sido 5 veces campeón de los premios de montaña en la vuelta y ostenta, junto a César Salazar, el récord de 13 etapas ganadas en la vuelta al Táchira, además de unos 50 o 60 accidentes en carretera, afortunadamente sin consecuencias graves.

Después de ganar la vuelta al Táchira, Maya representó a Venezuela en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96 y los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Volvió a incursionar en el ciclismo europeo y regresó a Lotería del Táchira donde contribuyó para que Noel Vásquez y César Salazar ganaran la vuelta. Para la fecha en que escribimos este libro, trabajaba junto al Gobernador del estado Mérida, Alexis Ramírez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *