Luis Barroso vino a saciar la sed de ciclismo. (XXVII Vuelta al Táchira en Bicicleta,1992). XXIX

Crónica tomada del libro: La Vuelta al Táchira. (23 Años de Historia), escrito por el periodista Misael Salazar Flórez

Por diciembre de 1991 poco se dijo del tradicional evento ciclístico de enero. Algo había cambiado de repente en la Vuelta al Táchira.

Al fin apareció una voz para señalar que en enero de 1992 no habría Vuelta al Táchira y que la misma se realizaría en septiembre del mismo año. Era la primera vez, en 27 años, que la vuelta se sacaba del calendario habitual para realizarla nueve meses más tarde.

A objeto de apaciguar los ánimos caídos de los aficionados, los organizadores del giro explicaron que la vuelta sería open, es decir, abierta. Que vendrían muchos ciclistas extranjeros y que, sumados a los criollos, incrementarían el número de aspirantes y ello le daría prestigio a la carrera.

42 ciclistas extranjeros

Entre uno y otro anuncio llegamos a septiembre. La vuelta, en efecto, era open. Llenaron la planilla de inscripción 108 pedalistas, 42 de ellos extranjeros, vistiendo los colores de Colombia, España, Honduras, México, Italia y Kasajstan. El resto eran pedalistas del patio.

El evento pasó a llamarse Vuelta al Táchira Panasonic, por cuanto contaba con el patrocinio de la conocida multinacional de los electrodomésticos.

La Lotería del Táchira también consiguió patrocinantes complementarios y el equipo pasó a denominarse Lotería del Táchira-Miura-Banfoandes. Colombia inscribió los equipos Gaseosas Glacial y Agua Mineral Glacial.

El del barrio Libertador

Luis Barroso, el ídolo del Barrio Libertador de San Cristóbal, el jovencito que debutó en 1988 ganando el título de novato de la vuelta y ocupando el segundo lugar en la general, después del campeón del mundo, Viacheslav Ekimov, llegó a la vuelta vistiendo los colores del equipo italiano ZG Mobile.

La vuelta arrancó en Valencia y llegó a Barquisimeto cumpliendo el primer tramo donde ganó Danny Yepes del equipo de Lara. Prosiguió entre Carora y Valera donde Pastor Linares se alzó con el triunfo y luego se corrió la fracción Caja Seca-Santa Bárbara del Zulia, donde el vencedor fue Serguei Leurinenko, quien se apoderó, al mismo tiempo, del liderato de la carrera.

El español Josué López del Seur (España), ganó la etapa entre Santa Bárbara del Zulia y Mérida y el colombiano Nelson «Cacaíto» Rodríguez se impuso en el tramo Mérida-Tovar, siempre con Laurinenko como líder.

La vuelta de 1992 fue declarada open, es decir, abierta a profesionales y aficionados

Israel Ochoa, el colombiano, se impuso de punta a punta en la etapa Tovar-La Grita, pero el liderato pasó a manos de Santiago Afanador del equipo Gaseosas Glacial de Colombia, quien lo mantuvo hasta la siguiente etapa entre La Fría-Co­ lón, donde ganó Josué López del Seur.

Barroso asume el liderato

Luis Barroso, el novato y sub campeón de 1988, ganó la etapa entre Táriba e Independencia donde se colocó la camiseta de líder y con ella llegó hasta el Velódromo de Pueblo Nuevo el día que terminó la vuelta.

Entre los aplausos y los abrazos de los aficionados, Luis Barroso alcanzó a recordar el día en que se salió la cadena de su bicicleta en aquella etapa decisiva de 1988. Ese fue el mismo día en que se le reventó el tubular a Martín Farfán y el día en que Viacheslav Ekimov asumió el liderato de la carrera. Hablamos del circuito en San Cristóbal. Barroso tuvo que conformarse con el segundo lugar y decidió darle tiempo al tiempo. Al fin y al cabo, sólo tenía 20 años cuando perdió la vuelta con el quíntuple campeón del mundo.

Barroso había ganado la Vuelta a Toledo (España), en 1989. Entre 1990 y 1992, cuando ganó la Vuelta al Táchira, militó en el ciclismo profesional con el equipo ZG Mobile de Italia y en 1993 lo hallamos como ganador de la Vuelta Internacional al estado Trujillo.

Esta, de 1992, fue la vuelta de Luis Barroso, un triunfo que buscó desde 1988 cuando debutó en el giro ciclístico más importante del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *