Álvaro Pachón gana en el segundo intento. (IV. Vuelta al Táchira en Bicicleta). (IX)

Crónica tomada del libro: Vuelta al Táchira en Bicicleta. (53 Años de Historia), escrito por Misael Salazar Flórez.

La cuarta edición de la Vuelta al Táchira -disputada entre el 11 y el 19 de enero de 1969–, arranca con muchas novedades respecto a la edición anterior.

«Cochise» es el gran ausente de la carrera. Álvaro Pachón – quien no participó en las dos ediciones anteriores- regresa en procura de su primer título, luego de haber ganado la Vuelta de la Juventud Mexicana en 1967 y haber ocupado la cuarta casilla en la Vuelta a Colombia de 1968.

Los 59 pedalistas inscritos se preparan para recorrer 1.234 kilómetros en un total de nueve etapas, con 8 metas volantes y 4 premios de montaña, dos de primera categoría y dos de segunda categoría. Es la primera vez que la carrera se disputa en 9 fracciones.

Por primera vez participa en la vuelta el equipo de la Lotería del Táchira

Don Gregorio González Lovera anuncia que Ecos del Torbes y La Voz del Táchira transmitirán la Vuelta de 1969 de manera simultánea, a través de una sola antena instalada en una torre irradiante ubicada en El Mirador. Se trata de una novedad tecnológica. Ecos del Torbes venía transmitiendo la vuelta desde la primera edición.

La Vuelta al Táchira de 1969, además, gana otro medio de comunicación para dar a conocer todas sus incidencias y servir de enlace para otros medios de comunicación en el mundo: Diario La Nación. El rotativo puso a circular su primera edición el 23 de diciembre de 1968, con una crónica sobre la vuelta, escrita por Carlos Alviárez Sarmiento. Los también periodistas Alexander Contreras y Ramsés Díaz León empiezan a escribir la historia de la vuelta a través del naciente rotativo.

 Nace la Lotería del Táchira

Otra novedad de la cuarta edición de la Vuelta al Táchira: Por primera vez participa el equipo de la Lotería del Táchira y entre sus filas aparecen Víctor Velasco, Nicolás Reidtler, Santos Bermúdez, Fernando Fontes, Domingo Guerrero, David Parra, Luis Gabino Rosales, Néstor Moros, Reinaldo Vásquez, Pedro Álvarez, Luis Valderrama y José Ramón Sánchez. El director técnico es el colombiano Aureliano Gallón Cañas, quien también escribe una columna sobre la vuelta en Diario La Nación.

La primera crónica que se escribió en Diario La Nación sobre la Vuelta al Táchira la redactó el periodista y narrador Carlos Alviárez Sarmiento.

Además de Álvaro Pachón, el equipo de Cundinamarca inscribe a Hernando Gómez, Gustavo Rincón (campeón de la II edición), Eladio Gamboa y Manuel «Calambres» Puerto. El equipo del Valle del Cauca viene integrado por Luis H. Díaz (conocido como «La bala colombiana»), Jairo Grijalba, Álvaro Ospina, Luis Reátegui y José Ramón Garcés. Antioquia se hace presente con Carlos Zapata, Augusto Estrada, Ramiro Tangarife, Oscar González y Asdrúbal Salazar, quien había sido líder transitorio en la vuelta anterior.

Completan la nómina representantes de los estados Sucre, Barinas, Zulia, Mérida, Trujillo, Táchira y el Departamento Norte de Santander.

the_ad id=’3440′]

El debut de «La Bala»

El tradicional circuito de San Cristóbal es ganado por Luis H. Díaz de la representación del Valle del Cauca. En la segunda fracción, entre San Cristóbal y Santa Bárbara de Barinas, el colombiano Álvaro Ospina gana el duelo al «Morocho» Nicolás Reittler y se coloca la camiseta de líder.

El equipo de la Lotería del Táchira corre por vez primera la vuelta al Táchira, bajo la dirección de Aureliano Gallón Cañas

En la etapa, Santa Bárbara de Barinas-Barinas, Santos Bermúdez vence en el embalaje final a Álvaro Pachón, como había vencido el año anterior a «Cochise» en las calles de Santa Bárbara. La cuarta fracción es la temible etapa entre Barinas y Mérida. Como siempre ha sucedido, los ciclistas esperan el arribo a Santo Domingo para empezar la zaranda. Esta vez, Jairo Grijalba intenta desprenderse del lote de Pachón, Hernando Gómez, Reátegui y Oscar González, pero este último gana el premio de montaña a 3.550 metros sobre el nivel del mar (el más alto del mundo), situado en la Laguna de Mucubají.

Luego viene el temible descenso. Esta vez, los labriegos y comerciantes de la montaña no ven bajar como una exhalación a «Cochise», quien se halla ausente. Esta vez quien desciende como una tromba es Álvaro Pachón y así, imparable, solitario y acompañado por el aplauso de los fanáticos, llega a la Ciudad de Los Caballeros y gana la etapa. El liderato lo asume su compañero de equipo Hernando Gómez. El «Cóndor» colombiano es segundo en la general.

Oscar González, el antioqueño, le gana el duelo a Santos Bermúdez en las propias calles de Tovar, ganando la quinta etapa entre Mérida y La Perla del Mocotíes. La clasificación general sigue intacta.

«El Rubio» de Rubio

Tovar -La Grita corresponde al sexto tramo de la carrera. Fernando Fontes se crece en aquel terreno escarpado y doblega a los escaladores colombianos para ganar su primera etapa en esta edición de la vuelta. Gómez sigue mandando en la general.

La séptima etapa se corre entre La Grita y Rubio. Desde que el juez bajó la bandera, Nicolás Reittler y Luis Valderrama inician una fuga que no da frutos. Cerca de Colón y rumbo a Palo Grande, Fernando Fontes y Oscar González (Antioquia) se enfrascan en otro duelo entre venezolanos y colombianos. Fontes pasa solitario por Palo Grande y solitario deja Peribeca rumbo al Mirador. En el puesto de la Guardia Nacional le dicen que la diferencia con Luis H. Díaz es de 5 minutos. Con esa ventaja llegó a Rubio y desde entonces la crónica deportiva lo bautizó como «El Rubio» de Rubio. Hernando Gómez continuó de líder, pero Fontes ascendió al cuarto lugar de la general.

Por primera vez en sus cuatro años, la Vuelta llega a Pamplona desde Rubio. Es el octavo tramo de la carrera. Sólo los «ases» llegan en la punta de la etapa a Cúcuta, prestos a tomar el ascenso hacia la meta. Luis Reátegui impone su ritmo y gana en Pamplona. Hernando Gómez hace lo posible por mantener el liderato pero no hay nada que hacer. Pachón llega tercero y se coloca la camiseta de líder.

La última etapa nos llevará desde Pamplona hasta San Cristóbal. Fernando Fontes lanza un furibundo ataque en Peracal, pasa raudo por Los Cacaos, Capacho, El Mirador, Puente Real y llega victorioso al Estadio Táchira, final de la etapa, final de la vuelta.

Se cumplió lo dicho por Alberto Piedrahita Pacheco tan pronto concluyó la etapa en Mérida: «Pachón gana la vuelta al Táchira». «El Cóndor colombiano, que había sido líder transitorio en la primera Vuelta al Táchira ganada por «Cochise’; logró imponer su ley en la cuarta edición de la Vuelta. Fontes ganó tres etapas y Santos Bermúdez se impuso en una fracción. Al final, Nicolás Reittler se ubica tercero y Fernando Fontes es sexto en la general individual.

Las distancias empiezan a acortarse y el ciclismo venezolano empieza a mostrar su propia identidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *