III. Vuelta al Táchira en Bicicleta. “Cochise” no les da tregua

Crónica tomada del libro: La Vuelta al Táchira en Bicicleta. (53 Años de Historia), escrito por el periodista Misael Salazar Flórez

«Cochise»Rodríguez, el flamante campeón de la tercera Vuelta al Táchira en Bicicleta

Martín Emilio «Cochise» Rodríguez regresó al Táchira en 1968 a defender el título que había conquistado dos años antes. Pero la tercera edición del evento calapédico que se perfilaba como uno de los más importantes del calendario ciclístico, ya no se correría sobre cinco etapas y 600 kilómetros, como ocurrió en 1966 o los 900 kilómetros repartidos en siete etapas, como sucedió en el año 1967. La caravana multicolor de la Vuelta al Táchira, en su tercera edición, tendría que recorrer ocho fracciones para un total de 1086 kilómetros.

Esta fue la vuelta del debut de Santos Rafael Bermúdez, Nicolás Reidtler y Fernando Fontes

El campeón de la primera Vuelta al Táchira venía acompañado de Gabriel Halaixt Buitrago, Florentino Pachón, Severo Hernández (el sub campeón del año an­terior), Álvaro Palomino, Evaristo Fino Fino, Hernando Gómez y el famoso Javier «El Ñato» Suárez.

1086 kilómetros en 8 etapas recorrieron los ciclistas en la tercera Vuelta al Táchira.

Por Venezuela se inscribieron tres ciclistas que iban a dar mucho que hablar dentro del ciclismo nacional e internacional en los venideros años y que en la vuelta del año 68 ya empezaron a mostrar de qué material deporti­ vo estaban hechos: Fernando Fontes, Nicolás Reidtler y Santos Rafael Bermúdez. Nuevamente, se inscribieron por el Táchira Domingo Guerrero, Reinaldo Vásquez, David Parra, Alirio Vivas, Carlos «Superman» Valera y Emir Ruiz. El trujillano Vicente Laguna también formó parte de la nómina.

Esta tercera edición de la Vuelta comenzó en la capital tachirense con el circuito, llevó la caravana desde San Cristóbal hasta Santa Bárbara (segunda fracción), de Santa Bárbara hasta Barinas (tercera etapa), de Barinas a Mérida (cuarto tramo}, de Mérida a Coloncito (quinto trayecto), de Coloncito a La Grita (sexta etapa), de La Grita a Rubio (séptima etapa) y el último tramo recorrido entre Rubio-Cúcu­taRubio y San Cristóbal.

«Cochise»comienza la travesía

«Cochise» Rodríguez ganó la primera etapa, es decir, el circuito, se colocó la ca­miseta de líder y desde ese momento les dijo a sus rivales a qué había venido al Táchira. Severo Hernández, el sub campeón de la edición anterior y Evaristo Fino Fino, hicieron el segundo y tercer lugar, respectivamente.

La segunda fracción, entre la capital tachirense y Santa Bárbara de Barinas, estuvo acompañada por 16 pinchazos que tuvo que afrontar la delegación de Cundinamarca y el duelo que libraron «Cochise» Rodríguez y Santos Bermúdez.

the_ad id=’3440′]

Finalmente, el venezolano ganó la etapa y demostró por qué era el Campeón Nacional de Ruta. «Cochise» conservó la camiseta de líder de la carrera.

En la tercera fracción, otra vez sobre terreno llano, entre Santa Bárbara y la Ciudad Marquesa, vuelve el duelo «Cochise»-Santos Bermúdez, pero el gran gana­dor es Asdrúbal Salazar, quien ingresa a Barinas entre los aplausos y vítores de la multitud de aficionados que recibían la vuelta. Salazar desplaza a «Cochise» del liderato de la carrera.

La etapa Barinas -Mérida, pasando por la Laguna de Mucubají, serviría para que «Cochise» volviera a demostrar sus extraordinarias condiciones como escalador, pero, sobre todo, como especialista en el terreno de descenso. Recordemos lo que había dicho el técnico italiano Atilio Lambertini.

Mérida y Tabay fueron testigos de la contundente victoria de «Cochise» Rodríguez en la tercera Vuelta al Táchira en Bicicleta


Llegando a Santo Domingo,»Cochise» emprende la búsqueda del premio de montaña en Mucubají, junto a Santos Bermúdez, «El Ñato» Javier Suárez, Domingo Guerrero y Severo Hernández. Jairo García había sorteado bien el premio de Montaña y se dirigía raudo hacia Mérida, pero tras él pasa un hombre desafiando la muerte. Como un fantasma atravesando la noche, pasa «Cochise» por Tabay, dejando en la carretera a Jairo García y se marcha rumbo a Mérida sin que nadie lo detenga. A la ciudad de los caballeros ingresa bajo el atolondrado grito de los afi­cionados que ven pasar veloz al próximo campeón mundial de la hora y al próximo campeón mundial de los 4 mil metros persecución individual. Obviamente, el campeón de la primera vuelta recupera la camiseta.

De Mérida a Coloncito el colombiano Gabriel Halaixt Buitrago gana el duelo que había entablado con el venezolano Fernando Fontes. «Cochise» sigue man­dando en la general.

Fontes gana su primera etapa

En La Grita gana Fernando Fontes su primera etapa en la Vuelta al Táchira, mostrándole a propios y visitantes que su humanidad estaba configurada al estilo de los eximios escaladores. El tiempo se encargaría de corroborarlo. La clasificación general sigue inamovible.


De La Grita a Rubio el líder de la vuelta,»Cochise’; vuelve a hacer estragos. Desciende junto a Nicolás Reidtler y Raúl Meza hasta antes de llegar a Colón. De allí se marcha en solitario y por la capital del Municipio Ayacucho ya le ha sacado 2 minutos a quienes lo persiguen. Pasa raudo por Palo Grande, Copa de Oro, Peribeca y Capacho. En El Mirador la ventaja es de 1O minutos. En Rubio lo espera la multitud, lo abraza, lo saluda, lo cubre con los merecidos aplausos.

Con lo demostrado por el colombiano en San Cristóbal, Mérida y Rubio, la última etapa es de trámite. Así llaman los cronistas deportivos a aquellas jornadas donde se impone la resignación de los vencidos y se dedican a acompañar al que será coronado rey en los hombros de quienes rinden los homenajes.

Así le sucedió a «Cochise» en San Cristóbal. Había ganado tres etapas. En el año 66 había ganado dos. Había cargado la camiseta de líder durante 7 trayectos. Solo se la había prestado un día a su paisano Asdrúbal Salazar, por estar ocupado en el duelo con Santos Rafael Bermúdez. En el año 66 le había concedido la emoción temporal del máximo premio a sus paisanos Luis Emilio Vélez y Álvaro Pachón.

Pero la repartición de premios esta vez había sido más equitativa: en el año 66, «Cochise» había sido también ganador de la montaña. Esta vez el venezolano Fernando Fontes le había arrebatado el trofeo. En el año 66 «Cochise» había ga­nado las metas volantes. Esta vez el título fue para Gabriel Halaix Buitrago. En el 66 los colombianos habían ganado todas las etapas. En esta oportunidad, Santos Bermúdez y Fernando Fontes se habían mostrado como el futuro de ciclismo venezolano, ganando dos tramos de la exigente carrera.

El gran «Cochise» se marcha a Colombia con dos títulos de la Vuelta al Táchira en sus alforjas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *