Aida Merlano: Julio Gerlein me ayudó en la fuga y me amenazó de muerte.

En Colombia, la ex senadora fue condenada a 15 años de prisión por liderar una red ilegal de compra de votos que benefició a varios dirigentes políticos de la costa atlántica.

Aida Merlano acudió este jueves a un tribunal en Caracas

Misael Salazar F.

La ex congresista colombiana Aida Merlano fue presentada este jueves en un tribunal de Caracas con el fin de que responda por al menos tres delitos.

En sus primeras declaraciones a los medios de comunicación, la ex congresista dijo que fue el empresario Julio Gerlein quien la ayudó en la fuga y que, inclusive, la amenazó con matarla.

Julio Gerleín es un poderoso empresario de la costa atlántica, hermano del senador Roberto Gerlein, quien fue parlamentario durante 50 años. Gracias al apoyo del senador, Julio Gerlein constituyó una poderosa empresa constructora con la que participó en la construcción de unos 100 condominios habitacionales en todo el país.

Vestida de manera elegante y bajo fuerte custodia policial, la ex parlamentaria condenada a 15 años de cárcel en Colombia, arribó al tribunal en horas de la mañana, pero no se conocieron mayores detalles de la presentación.

Hace una semana, por decisión del Fiscal venezolano, Tarek William Saab, Aida Merlano fue presentada en un tribunal del Estado Zulia y allí se le imputaron tres delitos: Usurpación de identidad, uso de documento falso y asociación para delinquir.

La causa de Merlano fue radicada posteriormente en la capital venezolana, por lo que este jueves asistió a la que será su primera audiencia. Se desconoce si le fueron imputados los mismos tres delitos como sucedió en Maracaibo.

Venezuela podría concederle asilo

En recientes declaraciones para una emisora colombiana, el Fiscal, Tarek William Saab, dejó abierta la posibilidad de que la ex parlamentaria pueda tramitar el asilo en Venezuela, afirmando que su vida corre peligro en Colombia, debido a sus declaraciones sobre la red ilegal de compra de votos que involucra a poderosos dirigentes políticos de la costa atlántica colombiana.

Merlano y su entono han dejado claro que la vida de la ex senadora corre peligro en Colombia debido a la información que maneja y que podría colocar en manos de la Fiscalía y demás organismos colombianos.

Poderosas redes políticas involucradas

El año pasado, Aida Merlano fue sentenciada por la Corte Suprema de Justicia, en Colombia, a 15 años de cárcel por los delitos de corrupción al sufragante y tráfico y porte ilegal de armas.

Merlano fue hallada culpable de pertenecer y dirigir una poderosa red ilegal de compra de votos con la cual resultó electa senadora, en marzo de 2018, con un total de 73.000 votos.

Conocida como La Casa Blanca, la red funcionaba desde el exclusivo barrio El Golf de Barranquilla y se dedicaba a la compra ilegal de votos para favorecer a los candidatos de las poderosas clases políticas de la costa norte colombiana, lideradas por los Gerlein, los Char y los Name.

De hecho, una vez que Merlano fue sentenciada a 15 años de prisión, quedaron abiertas investigaciones contra el senador Roberto Char (de la casa Char) y Julio Gerlein, hermano del ex senador, Roberto Gerlein, quien durante 50 años ocupó una curul en el parlamento colombiano.

Dicho por la misma Merlano, los Gerlein, los Char y los Name, formaron una coalición para financiar la red ilegal de compra de votos, de la cual se beneficiaron estas casas políticas y muchos de sus allegados.

Incluso, en Colombia han llegado a firmar que el presidente Iván Duque solicitó al autoproclamado Juan Guaidó la extradición de Merlano, consciente de que Nicolás Maduro no la va a extraditar, lo cual beneficiaría a los integrantes de estas casas políticas con fuertes presencia política y económica en Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *