Cientos de migrantes que viajan a Estados Unidos cruzan el río para llegar a México

Cientos de migrantes han vadeado un río en la frontera sur de México al tratar de llegar a Estados Unidos.

Migrantes México
Créditos Reuters

Los migrantes, principalmente de Honduras, se lanzaron al agua tras habérseles negado el permiso para cruzar un puente sobre el río Suchiate.

México ha cortado las rutas migratorias hacia Estados Unidos bajo la presión del presidente Donald Trump.

Tropas de la Guardia Nacional mexicana con escudos antidisturbios trataron de impedir que los migrantes subieran a la orilla del río.

Pero parece que cientos de personas han cruzado las líneas de la policía y han entrado a México.

Algunos informes dicen que la policía disparó gas lacrimógeno. Algunos de los que trataron de llegar a México le tiraron piedras a la policía.

Los migrantes estaban acampados en la ciudad guatemalteca de Tecun Uman, al otro lado de la frontera con Ciudad Hidalgo, México.

A ocho representantes de los migrantes se les permitió entrar en México para conversar con las autoridades y entregar una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Le instan a que los deje pasar y a que prometa respetar la ley.

Los que cruzan el río forman parte de un grupo de entre 2.000 y 3.500 personas llamado «Caravana 2020», que evoca los anteriores intentos de cruzar México en masa para llegar a la frontera con Estados Unidos.

Por su parte, Guatemala dice que varios miles de migrantes han cruzado a su territorio desde Honduras desde el miércoles.

Muchos de los migrantes en la frontera con México dicen que huyen de la violencia, la pobreza y los altos índices de asesinatos.

«Nos desesperamos por el calor. Ha sido agotador, especialmente para los niños«, dijo el migrante hondureño Elvis Martínez a la agencia de noticias AFP.

México ha dicho que pueden quedarse y trabajar en México y solicitar asilo, pero que no se les permitirá el libre tránsito a los Estados Unidos.

«Están tratando de engañarnos. Nos dicen que nos registremos, pero luego nos deportan», dijo otro migrante.

La Secretaría de Gobernación mexicana dice que ya ha acogido a 1.100 migrantes en los estados de Chiapas y Tabasco. La mayoría serían devueltos a su país de origen «si su situación lo justifica».

El presidente Trump llegó a un acuerdo con México en junio para frenar el flujo de migrantes a Estados Unidos, tras amenazarlo con altas tarifas. México acordó tomar medidas «sin precedentes» para frenar la migración irregular, incluyendo el despliegue de la Guardia Nacional.

Otro acuerdo, con Guatemala, designa a este país como «tercer país seguro». En virtud de este acuerdo, Estados Unidos puede enviar a los migrantes de Honduras o El Salvador que pasen por Guatemala de vuelta a ese país para que soliciten asilo primero.

El Sr. Trump ha hecho de la lucha contra la migración ilegal a los Estados Unidos un tema político importante y ha tomado medidas para disuadir la entrada a través de la frontera de México, incluyendo planes para un muro fronterizo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *